7 MITOS Y REALIDADES DE LA LACTANCIA MATERNA

El día de hoy quiero compartirles que estamos más que felices, pues tenemos ya miles de seguidores y seguidoras, y nos da mucho gusto que ya estén compartiendo con nosotros sus opiniones, y sus preguntas. De hecho, el tema para esta ocasión, fue elegido por ustedes; pues a través de sus mensajes nos han solicitado hablar más acerca de la lactancia materna. Así pues, nos dimos a la tarea de contactar expertos en lactancia materna, nutrición infantil y neonatología, para que pudiéramos hacer un compendio de las dudas más frecuentes que nos han hecho llegar, con sus respuestas, elaboradas por un profesional en la materia:

 

MITO 1: LA LACTANCIA MATERNA NO ES INDISPENSABLE, PARA ESO SON LAS FÓRMULAS

REALIDAD: La lactancia materna es por supuesto, INDISPENSABLE

Los seres humanos, somos mamíferos. Lo cual significa que durante nuestro periodo de recién nacidos y de lactantes, biológicamente estamos constituidos para alimentarnos exclusivamente de la leche de nuestras madres, y no de algún sustituto. Las fórmulas lácteas, están hechas a base de leche de vaca, que es una especie completamente diferente, y que desde luego está hecha para satisfacer las necesidades de un becerrito, no de un bebé humano.

Cada madre produce una fórmula láctea que es especial y exclusiva para su hijo, y que contiene específicamente lo que su bebé requiere en cada momento de su crecimiento. Incluso, cuando se da un nacimiento prematuro, la madre es capaz de producir una leche especial para un bebé de estas características, lo cual sin duda tiene un valor irremplazable en el desarrollo de un bebé con ese tipo de necesidad.

La leche materna, además de su valor nutricional incomparable, ofrece al bebé algo que no se puede sustituir de ninguna manera: LA PROTECCIÓN CON ANTICUERPOS. Así es, durante toda tu vida, has estado expuesta a un sinnúmero de infecciones, virus y bacterias. Tu cuerpo ha fabricado miles de anticuerpos para combatirlos. Y en la leche materna, tú se las  compartes a tu bebé. Anticuerpos contra miles de enfermedades en un abrazo de amor.

MITO 2: SI EL BEBÉ SE PONE AMARILLO ES PORQUE MI LECHE LE HACE DAÑO Y ES MEJOR DARLE FÓRMULA

REALIDAD: La ictericia no significa que la leche materna sea dañina

La ictericia es el color amarillento en la piel y en las escleras del ojo, y puede estar originada por múltiples factores, entre los cuales, en ninguna parte figura el que la leche materna sea dañina. La leche materna es producto de la filtración de sangre materna a través de la glándula mamaria; así que de ningún modo la leche materna puede producir algún tipo de alergia o daño al bebé. La ictericia es un signo que debe ser evaluado por un pediatra en todos los casos, y no es lo más común que un bebé requiera fototerapia en hospital debido a este signo.

MITO 3: NO PRODUZCO SUFICIENTE LECHE

REALIDAD: La cantidad de leche materna que se excreta, es directamente proporcional al estímulo de succión del bebé

Así es, tal y como lo has leído. La leche materna se excreta en función a la demanda del bebé. Es decir, que si el bebé succiona y en una tetada no has producido la suficiente cantidad de  leche, en las tetadas subsecuentes, eventualmente lo harás. Si tú mantienes al bebé estimulando el pezón mediante la succión, tu cuerpo producirá más leche cada vez. De hecho, sentirás más sed y hambre como un reflejo natural de  tu cuerpo al sentir que debe producir más. El hecho de decir que no se produce la cantidad de leche suficiente, es el motivo más frecuente por el cual, las madres jóvenes introducen la fórmula láctea a sus bebés.

De manera normal, la lactopoyesis o la bajada de la leche como comúnmente se conoce, tarda de 48 a 72 horas después del  parto, y se  inicia con la producción de calostro, que es un líquido amarillento y escaso, el cual cambia alrededor de la semana a un liquido blanco y espeso que se llama leche madura. De tal manera, que como puedes ver, la leche materna no viene de manera inmediata y en cantidades  abundantes desde el primer día. Esto puede generar angustia en algunas mujeres, y sin duda lo mejor es consultar al pediatra. Pero en términos generales, un bebé con un peso apropiado al nacer y sano, no deberá tener ningún problema con alimentarse exclusivamente de calostro los primeros días. Recordemos que el calostro tiene un valor nutricional e inmunológico irremplazable, debido a su contenido de anticuerpos. Así que no te desesperes, y continua con los ejercicios de succión.

MITO 4. A MI BEBÉ NO LE GUSTA MI LECHE, LE GUSTA MÁS LA FÓRMULA

REALIDAD: EL SABOR DE LA LECHE MATERNA ES EL IDEAL PARA LOS BEBÉS

Cuando vivimos dentro del útero de nuestras madres, nuestras papilas gustativas empiezan a desarrollarse, de tal manera que cuando un feto traga líquido amniótico, está degustando parte de lo que tú has comido. Al nacer, esos sabores, se impregnan a tu leche, haciendo que el bebé tenga un “recuerdo” de lo que sucedía dentro de tu vientre, cuando la toma. Si tú le ofreces fórmula, desde luego que la preferirá, ya que las fórmulas lácteas están adicionadas con azúcar, que es  un sabor muy agradable incluso para nosotros los adultos, pero eso no significa que al bebé no le guste el sabor de la leche materna. Si a esa característica de las fórmulas, agregamos que a un biberón le sale mucho más rápido la leche, y con mucho menor esfuerzo que al seno materno, podríamos comprender porqué al bebé se le “facilita” comer fórmula. Sin embargo, eso no significa que sea bueno, sino todo lo contrario. Recordemos que el uso de fórmulas, aumenta el riesgo de ser obesos en la edad adulta y por supuesto de padecer diabetes, sin mencionar que puede generar alergias, sobre todo a la proteína de la leche de vaca.

MITO 5. TOMAR CERVEZA ES LO MEJOR PARA PRODUCIR LECHE MATERNA

REALIDAD: Beber bebidas embriagantes no aumentará la producción de leche, incluida la cerveza

Las bebidas embriagantes nunca suelen recomendarse por parte de un médico obstetra o por un ginecólogo, y esto es porque el alcohol que circula en nuestro torrente sanguíneo, puede ser excretado en la leche materna. De tal suerte, que el alcohol que contiene una cerveza, es fácilmente excretado en la leche, y no incrementa la producción de esta debido a su contenido embriagante, si no más bien a los componentes que tiene la cebada y que uno puede encontrar en otros productos que no contienen alcohol. La avena, es conocida por su efecto lactopoyetico, así  mismo el hinojo. En la actualidad existen algunos suplementos que pueden servirte para incrementar la producción de leche materna, como las Galleleches. Sin embargo, debes tomar en cuenta que el principal motivo por el cual se produce leche materna, es gracias al estímulo directo de la boca de tu bebé en el pezón. Así que, técnicamente, tú puedes producir una cantidad apropiada de leche, si te alimentas sanamente, consumes una buena cantidad de líquidos y dejas que tu bebé succione directamente de tu pezón.

MITO 6. LA LECHE MATERNA YA NO SIRVE DESPUÉS DE LOS SEIS MESES

REALIDAD: La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años, debido a los efectos benéficos en el estado de nutrición de los bebés a corto plazo.

La leche materna es el alimento ideal para todos los bebés del mundo. Hay estudios en los que se le relaciona incluso con altos Coeficientes Intelectuales, en niños que se amamantaron más de 10 meses. Y su valor como proveedor de anticuerpos es primordial para prevenir enfermedades muy peligrosas e incluso mortales en lactantes.

MITO 7. LAS BOLAS DE LECHE SE PRODUCEN POR EL MAL DE OJO

REALIDAD: Los Abscesos Mamarios y la Mastitis, son provocadas por una mala extracción de leche materna

Muchas mujeres han sufrido de Mastitis y de Abscesos mamarios, y estos son una causa importante del abandono de la lactancia materna. Estas condiciones, son la inflamación de los conductos galactóforos (mastitis) y la producción de pus dentro de ellos (abscesos). Su prevención se realiza con la succión directa del bebé. Pues este tipo de padecimientos es mucho más común en mujeres que realizan extracción con tiraleche. En caso de presentar enrojecimiento, endurecimiento y dolor, debes acudir con tu Obstetra para recibir el tratamiento apropiado. Esta condición no es una contraindicación para la lactancia materna.

 

MITO BONUS: SI ME DAN MEDICAMENTOS, DEBO SUSPENDER LA LACTANCIA

REALIDAD: Contados medicamentos y condiciones médicas contraindican la lactancia materna

Para este caso, consulta con tu médico. Existen algunas páginas que pueden ayudarte a ver si el medicamento que estás usando contraindica la lactancia materna.

Visita:   www.laligadelaleche.org.mx

                www.inper.mx

 

Agradecemos la colaboración de nuestros expertos en lactancia:

Dr. Gabino Vera Vargas

Pediatra y Neonatólogo

Teléfono 7711436429

 

Dr. Antonio Madrid Gómez Tagle

Pediatra e Infectólogo Pediatra

Teléfono 7713130740