¿Qué debería saber acerca del PARTO EN AGUA?

A últimas fechas, se ha suscitado una oleada de mensajes con respecto al parto en agua, entre los cuales han habido ciertas declaraciones que carecen de un fundamento científico apropiado, y que en lugar de contribuir de manera sana con la población al permitir diversidad de opiniones, por el contrario incitan a comportamientos viciosos en la red.

Hablemos de manera objetiva del parto en agua.

El parto en agua, ha tenido mucha popularidad últimamente, sobre todo en las últimas dos décadas.

Sin embargo, existe mucha controversia acerca de este tema, pues hay opiniones encontradas, sobre todo entre el gremio médico y las comadronas.

Los entusiastas de la inmersión en agua durante el trabajo de parto y el parto indican que al hacerlo, aumenta la relajación materna, reduce la necesidad de analgesia y promueve un modelo de atención por comadronas.

Los escépticos citan la posibilidad de inhalación de agua por el neonato y la infección materna o neonatal graves, entre otras complicaciones serias que pueden presentarse después de un parto con inmersión en agua.

A todo esto,  ¿QUÉ NOS DICE LA MEDICINA BASADA EN EVIDENCIAS? Es decir, las ciencias médicas:

Desde el año 2003, son conocidos los riesgos de realizar un parto en agua, y diferentes asociaciones de Obstetricia Reconocidas han hecho posturas muy claras con respecto a este tipo de atención, a continuación enumeramos los más conocidos:

  • Hiponatremia (Disminución de Sodio en la sangre): Esto puede generar complicaciones al nacimiento e incluso se han reportado fetos con convulsiones secundarias a hiponatremia neonatal.
  • Aspiración: Hay debate en este caso, pero hay artículos que relacionan problemas respiratorios graves del recién nacido con aspiración de agua durante el nacimiento.
  • Encefalopatía isquémica (falta de oxigenación cerebral): Apgares bajos, habitualmente relacionados con prolapso de cordón umbilical y que pueden tener consecuencias muy severas como Parálisis Cerebral Infantil.
  • Infecciones neonatales severas: Existen varios casos de muertes neonatales asociadas a infecciones severas por microorganismos atípicos, tales como Pseudomonas y Legionella, en bebés que nacieron en un parto en agua.

¿CUÁLES SON LAS RECOMENDACIONES DE ACOG* PARA EL PARTO EN AGUA?

  1. La inmersión en agua, únicamente puede recomendarse para la primera fase del trabajo de parto (Dilatación y Borramiento) y solamente en mujeres sanas y sin ningún tipo de complicación en el embarazo.
  2. En la segunda fase del trabajo de parto (expulsión o nacimiento), no se recomienda la inmersión debido a que no hay evidencias científicas de que sea seguro o de que ofrezca una ventaja adicional. ACOG no recomienda nacimiento dentro del agua.
  3. La mujer que desea un parto en agua, debe de ser informada acerca de los riesgos que existen al practicarlo, incluso de aquellos casos en los que hubo complicaciones serias o fatales.
  4. Los hospitales que ofrezcan este servicio, deberán tener un estricto protocolo de selección de candidatas, así como de control de infecciones, mantenimiento de las tinas, uso de agua estéril, adecuado equipo de protección para el personal, así como la disposición de neonatólogo, UCIN y sala de operaciones para casos de emergencia

En base a lo anterior y sabiendo que siempre la mujer es quien tiene mayor poder de decisión en cuanto a la elección de su atención perinatal, te enumeramos los principales REQUISITOS DEL PROVEEDOR DEL SERVICIO (PARTO EN AGUA):

INSTALACIONES

  • Termoregulación: La temperatura del agua en la tina especial para partos, debe ser constante de 37º C
  • Equipo especial: La tina debe tener un sistema de vaciado-llenado rápidos y de instalación apropiada
  • El agua utilizada debe ser agua estéril o purificada
  • Debe haber Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales
  • Sala Quirúrgica Disponible en todo momento
  • Debe contar con los permisos sanitarios apropiados para fungir como centro hospitalario o maternidad que lleve a cabo este tipo de procedimientos, esto supone que las autoridades realizan supervisiones periódicas para descartar la presencia de riesgo de infección por bacterias atípicas mediante la realización de cultivos especiales.

PERSONAL

  • El personal debe ser un Obstetra certificado o una Matrona con estudios universitarios en el área de la salud, es decir una enfermera o psicóloga con entrenamiento formal en obstetricia por una Institución y con reconocimiento Universitario, y que esté certificada por una asociación seria.
  • Debe haber un pediatra o un neonatólogo con entrenamiento en Reanimación Neonatal, ya que si se presentara una emergencia, el uso de ambulancias o la falta de este tipo de profesional de la salud, puede acabar en terribles y fatales consecuencias para el neonato (bebé)
  • Debe haber un anestesiólogo disponible, en caso de ser necesaria una cesárea de emergencia y un Obstetra calificado para realizarla.

 

Nosotros creemos que cada persona tiene la libertad de elegir la vía de nacimiento de su bebé, siempre y cuando no haya una indicación precisa para una intervención médica obligatoria. Así mismo respetamos a quienes eligen este método como alternativa para el nacimiento de su bebé.

También tenemos la firme convicción de que siglos de investigación médica, la Medicina Basada en Evidencias y la Ética son la principal guía para la toma de decisiones en la praxis médica, y sobre todo para aquellas decisiones que pueden repercutir en el bienestar o salud de la madre o del bebé. Por este motivo, y a falta de estudios científicos que digan que el parto en agua tiene mayores beneficios que riesgos, nosotros nos abstenemos de recomendarlo, haciendo uso del lema más conocido de la Medicina: PRIMUM NON NOCERE (Primero no dañar).

Me despido de ustedes enviándoles un abrazo enorme, porque ser mujer es una maravilla, y como bien dijo Simone de Beauvoir, debemos aprender a construirnos como mujeres fuertes, informadas e inteligentes; y también para hacerles hincapié en que la tolerancia es la piedra angular para promover un cambio real no sólo en nosotros mismos, sino en el país y en el mundo entero.

 

Su servidora y amiga

Dra. Sandra E. Pérez Monter

Directora General de Mamita Chula

Gineco-Obstetra

Especialista en Menopausia y Terapia Hormonal

Fellow de The American College of Obstetricians and Gynecologists

 

SI TE INTERESA UN PARTO EN AGUA TE COMPARTIMOS ESTE CONTACTO, QUE CUMPLE CON TODOS LOS REQUISITOS EN CUANTO A INSTALACIONES Y ENTRENAMIENTO:

 

 

 

 

  1. DIEGO MERAZ ÁVILA

HOSPITAL ÁNGELES DE LAS LOMAS

CONSULTORIO 115

TEL 5570253671

CEL 5529007042

 

REFERENCIAS:

ACOG Committee Opinion No. 679 2016

AJOG The risks of underwater birth Dic 2003

¿DESEAS SABER MÁS AL RESPECTO?, BUSCA EN: www.acog.org

 

 

 

 

 

ACOG: American College of Obstetricians and Gynecologists

ACOG es una de las asociaciones de Gineco-Obstetricia más respetadas del mundo